Puntos Suspensivos (…) Reglas, Usos y Ejemplos

La lengua española es rica en cuanto a normas gramaticales diseñadas para regular la forma en la que se escribe y permitir el intercambio de información de forma eficiente, sin que se pierda coherencia en el proceso.

De esta forma nacieron los símbolos de puntuación, los cuales son símbolos creados para generar un efecto en el párrafo y garantizar que el lector pueda entender perfectamente el mensaje que el autor desea transmitir.

Dentro de los signos de puntuación podemos encontrar elementos como el signo de párrafo o sección (§), las comillas, entre otros. Sin embargo, uno de los que más dudas genera a las personas son los puntos suspensivos.

Estos pueden definirse como un signo de puntuación que se encuentra compuesto por tres puntos que han sido escritos de forma seguida (…). Por lo general, se suelen emplear para marcar suspenso dentro de un discurso, lo que originó su nombre. Además, se escriben pegados a la palabra o símbolo que le precede.

¿Para qué sirve y cuál es el uso y reglas del signo puntos suspensivos (…)?

Como ya mencionamos, uno de los usos más frecuentes de los puntos suspensivos, es el de aportar suspenso a un discurso. Además, también generan una pausa al lector, un poco mayor a la que produce la coma (,). A continuación, te contamos el resto.

Para crear una pausa

Los puntos suspensivos (…)se emplean para generar una cierta pausa, la cual puede expresar vacilación, suspenso, duda o temor.

Para interrumpir voluntariamente el discurso

Otro de los usos de los puntos suspensivos es para interrumpir de forma voluntaria, el discurso que se está dando, pues se sobreentiende que el interlocutor conoce el restante.

Para no repetir títulos

En el caso en que se deba repetir largos títulos dentro de una obra, lo más adecuado es recurrir a ellos, que dan a entender que se realizará una repetición del título.

En las palabras malsonantes

Cuando se va a expresar una expresión vulgar o malsonante, se recurre a ellos para evitar hacerlo, pero aun así se insinúan.

Para crear suspenso en el enunciado

Los puntos suspensivos pueden usarse también para generar suspenso en un enunciado, sin importar la razón.

Dentro de una enumeración

Se pueden emplear los puntos suspensivos (…) en las enumeraciones, pero con la intención de dejar claro que la lista quedará abierta. Podría ser usado como sinónimo de etcétera.

Para indicar orden de la cita

Dentro de un párrafo, es frecuente que se realicen citas de autores, pero que no se tome el extracto completo, sino una parte concreta. En este caso, se emplean para denotar que dicho fragmento no corresponde al inicio de la frase completa.

Están regidos por un conjunto de reglas que deben ser consideradas.

En caso de necesitar de algún elemento gramatical que indique suspenso a la oración que se está haciendo, se deberán utilizar los puntos suspensivos, incluso en ocasiones dando paso a que el interlocutor continúe la frase.

Las reglas también señalan que, luego de estos, la siguiente palabra deberá comenzar en mayúsculas, siempre y cuando la palabra anterior, que precede a los signos, sea el final del enunciado. En caso contrario y la frase continúe, se deberá escribir en minúsculas.

  • Sabes que siempre ansío verte y sentir tus labios… Pero nunca tienes tiempo para mí.
  • Aún no sé qué voy a hacer ese día, pero… no tengo intención de ir.

Ejemplos de oraciones usando el símbolo puntos suspensivos (…)

Para entender mejor los muchos usos que tienen los puntos suspensivos, es necesario recurrir a ejemplos.

Para crear pausa

  • Si tú supieras lo que me ha dicho…
  • No me lo esperaba…
  • No había nadie esa noche, pero escuchamos un ruido…

Para interrumpir el discurso

  • De tal palo… Por ello no me recuerdes que soy hijo de mi papá.
  • Tratamos de contactar con la familia del famoso escritor… Pero sabes cómo terminó todo.

Para expresiones malsonantes

  • Eres un hijo de p…
  • ¡Vete a la m…!
  • ¡Que te j…!

¿Cómo ponerlo con el teclado usando Alt?

Si te encuentras realizando un trabajo escrito desde tu ordenador con Windows y deseas saber cómo poner los puntos suspensivos utilizando el teclado y armar oraciones con ellos, te lo explicamos detalladamente.

Lo primero que debes hacer es presionar, en tu teclado, la tecla Alt y mantenerla presionada. Luego, deberás escribir los dígitos “0133”. Cuando sueltes los botones, se escribirán estos signos de puntuación. 

Así de sencillo puedes comenzar a armar oraciones usando los puntos suspensivos. Sin embargo, si te encuentras trabajando desde un ordenador con MacOS, el proceso es diferente.

Deberás presionar la tecla Alt y, sin soltarla, presionas el punto (.). Al hacerlo, aparecerán los puntos suspensivos (…) en el documento en el que estés escribiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.