Signos de Puntuación – Reglas, Usos y Ejemplos

Son un grupo de caracteres gramaticales o normas que permiten realizar una mayor comprensión lectora y una mejor escritura en los textos escritos. Su uso permite estructurar de manera correcta párrafos y documentos escritos.

Los signos de puntuación forman parte fundamental del habla, dado que las acentuaciones y pausas que se realizan por medio de su uso logran que la persona pueda ser entendida por sus oyentes.

En idiomas como el español es necesario y obligatorio el uso de estos símbolos para lograr una comunicación efectiva entre dos personas o expresar de manera escrita cualquier sentencia.

¿Para qué sirven y cuáles son los usos y reglas de los signos de puntuación?

Estos signos tienen la función de mostrar o expresar las acentuaciones y pausas al momento de expresar una oración. Son universales, puesto que se utilizan en la gran mayoría de los idiomas existentes para poder darle sentido a lo que busquemos expresar a un tercero.

Por medio de los signos de puntuación podemos realizar labores de corrección de textos, mejorar la pronunciación de una persona y muchas otras funciones 

Hay ciertas reglas aplicables al momento de utilizar los símbolos de puntuación, aquí podremos encontrar muchos ejemplos que pueden ser de fácil absorción para niños y adultos.

Tipos de signos de puntuación

Cada símbolo tiene su criterio o regla para ser utilizado dentro de la gramática, esto va a depender de ejemplos situaciones dentro de una conversación o escrito.

Es de suma importancia para niños y adolescentes contar con una buena base acerca del uso de estos signos para que puedan tener un nivel de escritura y de comprensión lectora.

Hay una gran cantidad de símbolos de puntuación en español. Dentro de los principales podemos encontrar los siguientes:

Signo de interrogación o pregunta (¿?)

Utilizados en todas las oraciones y conversaciones interrogativas. Tienen dos componentes: uno de apertura y otro de cierre que se coloca al finalizar la pregunta.

Signo de exclamación o admiración (¡!)

Son los símbolos que se encargan de demostrar en una oración una frase exclamativa o acentuada que permita conocer al lector u oyente. Su aplicación ocurre también en las interjecciones de un texto.

Punto (.)

Es el símbolo que le otorga independencia y autonomía a un párrafo. Es utilizado de forma textual en su forma final para concluir un texto por completo. 

Coma (,)

Su función pasa por servir de pausa al momento de escribir un texto, puede utilizarse para diferenciar una oración y separar dramáticamente distintas partes de un párrafo.

Guion corto (-)

Son los encargados de dividir palabras, es decir, son el puente que ayuda a conjugar una palabra compuesta. También sirven para indicar que una palabra continua en la siguiente línea si no está escrita completa.

Guion largo o raya (–)

Se utilizan dentro de un párrafo para aislar un enunciado u oración, este consta de una raya horizontal larga y debe utilizarse al comienzo y final de la frase que se quiere aislar de la idea principal.

Comillas («)

Son resaltadores dentro de los textos que permiten expresar una frase textual en forma de cita o de otro lenguaje que no sea el español. Se componen de un símbolo de apertura y otro de cierre.

Puntos suspensivos (…)

Son una clase de puntos que se utilizan para darle un significado al final de un párrafo, bien sea que queramos expresar suspenso, refranes populares o frases de ironía.

Signo de párrafo o sección (§)

Tiene un significado de uso legal, que le da un carácter de referencia a partes de un párrafo dentro de un documento. Por lo general lo utilizan para expresar el comienzo de un capítulo.

Punto y coma (;)

Se encarga de darle una interrupción más pronunciada a una oración dentro de un párrafo de la que hace una coma sola. También funcionan para distinguir elementos de numeración y dentro de oraciones complejas.

Dos puntos (:)

Son aquellos que le indican a los lectores que sigue un cambio en el discurso que requiere de su atención como lo son: numeraciones, citas textuales o ejemplos.

Paréntesis ()

Sirven para separar del texto general alguna aclaración, incidente o hecho que requiera de una explicación. Cuentan con un símbolo de apertura y otro de cierre que se debe colocar de forma obligatoria para indicar que ha culminado su uso.

Corchetes ([])

Al igual que el paréntesis separan ideas, aspectos o aclaratorias necesarias que ayuden a la comprensión de un texto. Su regla de uso es para cuando haya que especificar algo que ya se encuentra encerrado dentro de un paréntesis.

Asterisco (*)

El que se encarga de definir el margen dentro de un texto párrafo, es el que le da un pie o comienzo a este. Tienen una gran relación con el paréntesis, dado que por lo general van dentro de estos. 

Diéresis (¨)

Es un símbolo típico del idioma español (importante enseñarlo a los niños en edades escolares) que se coloca encima de la vocal “u” para expresar la forma de pronunciar las palabras que lleven los prefijos güe y güi, como la palabra pingüino.

Signo de la llave ({ })

Al igual que el paréntesis y el corchete, la llave es utilizada para separar dentro de un párrafo ciertas expresiones, en este caso es utilizada principalmente para expresiones aritméticas y de tipo informático.

Ejemplos de uso de los signos de puntuación

Aquí tenemos varios ejemplos del uso correcto de los signos de puntuación dentro de la gramática:

  • María, ven aquí. ¿Sabes dónde se encuentra tu padre?
  • Los deportistas desfilaron, las personas los aclamaban y ellos no paraban de sonreír.
  • Fui al mercado y solo había: naranja, papas y zanahoria.
  • Mi casa es azul; la de Lucía verde, la de Elena, roja y la de José, negra.
  • Mamá, ¡Qué buena ha quedado la comida!, la he disfrutado mucho.
  • La tía de Laura (en su niñez fue muy flaca) se encuentra muy obesa.
  • Mi novia me dijo hoy: “Creo que debemos darnos un tiempo”.
  • Si piensas que voy a salir contigo después de lo que me hiciste, piensa de nuevo…
  • Fui al zoológico con mi familia, lo mejor de todo el viaje fue poder ver a un pingüino en vivo.
  • Te perdiste del examen teórico-práctico que hizo el profesor Eduardo esta mañana.
  • Rebecca tiene solo 17 años, es decir, aún no es considerada mayor de edad.