Símbolos Satánicos su Significado y Origen

Símbolos Satánicos

El satanismo integra un grupo de creencias y fenómenos sociales que comparten las mismas características de signos y símbolos que incluyen la admiración y veneración por Satán u otros entes similares. 

Varios de estos símbolos satánicos tuvieron su origen en diferentes culturas, en tiempos muy remotos; tal cual, como otros símbolos y señales, como por ejemplo los símbolos mayas. Sin embargo, la simbología satánica ha sido calificada como “peligrosa” por parte de la iglesia católica. 

En la actualidad, los distintos grupos satánicos emplean los símbolos para identificarse como comunidad y creencia. Asimismo, para venerar a Satán por medio de estos signos fundamentales e históricos en el satanismo.

De aquí deriva la gran importancia de conocer el significado de cada uno de los símbolos y signos satánicos, si es que perteneces a esta creencia; tal cual como cualquier individuo debe conocer los símbolos de protección, útiles en el día a día. 

Por eso, aquí te presentamos el significado de la simbología satánica y un breve origen de su creación y usos a través del tiempo.

¿Cuáles son los símbolos satánicos y su significado?

Seguramente has visto la simbología satánica, pero desconoces su significado o expresión religiosa o, por el contrario, sabes identificarlos, pero desconocemos totalmente su origen. Por eso, en esta oportunidad, hemos recopilado la mejor información sobre el origen y significado de cada uno de ellos. 

A continuación, te presentamos los tradicionales símbolos satánicos que han perdurado hasta nuestros días, gracias a las personas que practican la veneración y admiración a Satán.

Pentagrama invertido

Pentagrama invertido

Este símbolo representa la estrella de la mañana, lo que equivale a la palabra “Lucifer”. Por lo general es usado en rituales paganos, así como también en la magia negra. El pentagrama invertido va en contra de la unión del espíritu con los cuatro elementos (agua, aire, fuego y tierra).

Hexagrama

Hexagrama

Uno de los símbolos más utilizados en los cultos oscuros, es el hexagrama, una simbolización muy parecida a la estrella de David, salvo que esta última no se encuentra dentro de un círculo. Desde su origen ha sido utilizado principalmente para aumentar el poder espiritual y la voluntad en el mundo terrenal. 

Está constituido de dos triángulos orientados en sentidos diferentes; cada uno tiene un propio significado. El triángulo que va hacia arriba representa el mundo espiritual, aquello que no puedes tocar; mientras que, el triángulo que va hacia abajo simboliza el mundo terrenal. 

Cruz invertida

Cruz invertida

Este tipo de signos satánicos se burla del sacrificio que hizo Cristo por los humanos sin reconocer que esta acción le permite a la humanidad salvarse del castigo eterno siempre y cuando se arrepientan de sus pecados. 

También simboliza un rechazo hacia las reglas dictadas por Dios con la obediencia y sumisión que expresa su religión. Por lo tanto, la ley que existe en el satanismo es simplemente hacer lo que quieres sin tener que considerar las leyes de Dios; pues haces lo que esté a tu voluntad. 

Baphomet

Baphomet

Existen muchas teorías sobre el origen de esta deidad que ha tomado diferentes significados diabólicos a través del tiempo y hoy se conoce como uno de los signos más importantes de la Iglesia Satánica. 

Este es un símbolo que representa lo andrógino y es mitad hombre y mitad bestia con un rostro con barba y cuernos en la cabeza. Inicialmente se conocía como una simbología para los cultos macabros. 

Esta deidad representa el eterno rebelde, la libertad personal en lugar de una deidad sobrenatural o ser y la consulta iluminada. 

Cuernos de Satán

Cuernos de Satán

Los cuernos son la principal característica distinguible de la figura diabólica. Su origen proviene de los demonios tradicionales de la mitología griega y de los sátiros. las criaturas masculinas que hacían compañía a los dioses Pan y Dioniso y a la vez estaban en los bosques y en las montañas y tenían cuernos. 

Estos se caracterizaban por tener un desenfrenado apetito sexual, tener un carácter provocador, juguetón y una apariencia siniestra (además de los cuernos, patas de macho cabrío), por lo tanto, la Iglesia Católica tomó esas cualidades para estructurar la imagen de Satán. 

Cabeza de cabra

Cabeza de cabra

Este símbolo también representa una burla hacia Cristo, ya que este fue el cordero de Dios en la tierra para así limpiar y purificar los pecados de la humanidad. Por lo tanto, la cabeza de Baphomet por lo general es representada por un carnero o una cabra para así simbolizar la procreación y fecundidad. 

Udjat

Udjat

El Ojo de Horus, el ojo que todo ve, así como también es el Ojo del Rey del infierno. Es uno de los amuletos y signos más conocido en el antiguo Egipto (donde tuvo su origen), así como también del mundo musulmán actual. 

Este símbolo representa prosperidad, salud, indestructibilidad del cuerpo y también la capacidad del renacimiento

El sigilo de Lucifer

El sigilo de Lucifer

Simboliza el ángel caído, por lo tanto, se usa para invocar demonios o crear vínculos con alguno de ellos con la finalidad de hacer magia negra. Además, el sigilo de Lucifer también representa la encarnación del príncipe de las tinieblas. 

Es utilizado mayormente por los satanistas, aunque en gran medida por las personas que forman parte de la doctrina del Luciferismo. 

“S” satánica

S satanica

Representa los rayos de Zeus, el cual los usa para dominar a sus súbditos. Las “SS” también son conocidas como el símbolo del dominio sobre las demás personas. Un dato curioso es que, los nazis también empleaban este símbolo en sus propagandas, al igual que muchas bandas de rock.

666

666

Durante el apocalipsis este número “666” significa la marca de la bestia y también representa la esclavitud. La primera vez que este número apareció ante el mundo fue en La Biblia, en Revelación 13:18: “Aquí hay sabiduría. «El que tiene entendimiento que calcule el número de la bestia«, porque el número es el de un hombre y su número es 666”.

Sin embargo, su origen es bastante confuso y controversial, ya que existen muchas historias y teorías sobre ello. Una de las más convincentes, es la del profeta Mahoma, que en la religión musulmana se consideró el último de los profetas enviados por Dios después de Abraham, Moisés y Jesús de Nazaret. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *