Símbolos Patrios de El Salvador su Significado y Origen

Símbolos Patrios de El Salvador

Los símbolos patrios de El Salvador representan la libertad, integridad, fortaleza y el orgullo de la nación, puesto que estos signos tienen un significado en particular que nos permite identificar nuestra cultura y patrimonio que forma parte de nuestro sentir y amor hacia el país. 

Por lo tanto, se ha considerado que los signos patrios expresan el nacionalismo del pueblo salvadoreño, los ideales de paz, el trabajo y el progreso. Al igual que la simbología de otros países, tal como los símbolos patrios de Honduras, los de El Salvador tienen un origen, historia y varias particularidades que les hace destacar entre los demás. 

Al igual que los símbolos patrios de Chile, El Salvador cuenta con 3 símbolos patrios, los cuales son; el Pabellón o la Bandera Nacional, el Escudo de Armas y el Himno Nacional. 

Con el paso del tiempo esta simbología ha sido interpretada por diferentes poetas y escritores, sin embargo, en la actualidad ya se ha establecido el significado de cada uno de ellos. Es por esta razón que, a continuación, te explicaremos resumidamente el origen y significado de cada signo patrio de El Salvador.

¿Cuáles son los símbolos patrios de El Salvador y su significado?

A través de los símbolos patrios se pretende exaltar los valores nacionales, así como también mantener el legado de nuestros antepasados. Con estos signos patrióticos se infunde el espíritu de los salvadoreños y se expresa a las demás naciones que El Salvador goza de total libertad y amor hacia la patria.

Por eso, es importante que todo salvadoreño conozca el origen y significado de cada uno de los símbolos patrios. 

La Bandera Nacional 

La bandera de El Salvador

La bandera nacional de El Salvador fue adoptada oficialmente en el año 1912 por el Poder Legislativo; la idea de este símbolo patrio fue aportada por el presidente de la República, el doctor Manuel Enrique Araujo, quien propuso usar la misma bandera decretada en el año 1823 por la Asamblea Nacional. 

Los colores del pabellón fueron elegidos por el jefe de los milicianos salvadoreños que combatieron la unión de las Provincias Unidas de Centroamérica a México, es decir, Manuel José Arce, en el año 1822. 

Desde entonces, es la Bandera Nacional de El Salvador; esta es un paralelogramo compuesto de 3 franjas horizontales. Cada franja tiene un ancho de 0.63 cm y 3.25 metros de largo por 1.89 metros de ancho. 

Los colores de estas franjas son muy particulares; desde arriba hacia abajo tiene una franja de color azul, una blanca y otra azul. Las 2 franjas azules simbolizan los 2 océanos que rodean a Centroamérica, Océano Pacífico y el Atlántico. Mientras que la franja blanca representa la paz del pueblo.

En medio de esta franja blanca, la bandera lleva el Escudo Nacional o también la siguiente frase: “Dios Unión Libertad”. En este caso, la bandera que lleva el escudo puede ser usada por alguna entidad gubernamental o concerniente al ejército. 

Por otro lado, la bandera que lleva la frase antes mencionada, puede ser colocada por cualquier habitante salvadoreño que no forme parte del gobierno, es decir, escuelas, barcos mercantes, edificios públicos, entre otros. 

El Escudo Nacional 

El Escudo Nacional de El Salvador

El escudo nacional de El Salvador fue diseñado por el calígrafo (salvadoreño) Rafael Barraza Rodríguez en 1912 y, con el pasar de los años ha sido de inspiración para muchos escritores, dándoles diferentes significados a su simbología. 

Sin embargo, actualmente, este triángulo equilátero se conserva con el lema trinitario de la libertad, igualdad y fraternidad entre los individuos y también simboliza los 3 poderes de la República de El Salvador; es decir, poder legislativo, judicial y ejecutivo. 

Alrededor y en el interior de este triángulo podemos apreciar distintos elementos, cada uno de ellos representa algo en especial:

  • Cinco banderas que representan a 5 países centroamericanos, como lo son El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Estas conservan los colores de la bandera nacional de El Salvador. 
  • Dos mares abiertas (Océano Pacífico y el Atlántico), representan el espíritu del pueblo salvadoreño; solidario con las demás naciones libres. 
  • Cinco volcanes, representan el istmo de Centroamérica, la bravura de la raza, el principio de nuestra nacionalidad y las disgregadas parcelas de la Patria Grande. 
  • El cielo como signo de gloria, heroísmo y del sacrificio por la libertad.
  • Catorce laureles que representan los catorce departamentos de la nación. 
  • Gorro frigio, es el símbolo de la liberación del yugo extranjero, por lo tanto, representa la libertad e independencia. 
  • La simbología del arco iris de paz, indica la esperanza. 
  • Dios Unión Libertad, representa los principios de la República de El Salvador. Es decir, la unidad, solidaridad y armonía que caracteriza a la familia salvadoreña.
  • Y el nudo, de Unidad 15 de septiembre de 1821 como signo de la independencia de la nación. 

El Himno Nacional 

El Himno Nacional de El Salvador

Fue adoptado popularmente como la Canción Nacional de El Salvador, el 15 de septiembre del año 1879, sin embargo, no fue hasta el 11 de septiembre de 1952 que tuvo reconocimiento oficial.

El Himno Nacional de El Salvador fue compuesto y escrito por el italiano Juan Aberle y el poeta General Juan José Cañas. Esta canción patriótica tuvo muchos reemplazos, no obstante, se popularizó muy pronto e incluso se reconoció como uno de los cantos más bellos e inspiradores. 

Está compuesto por un coro y tres estrofas. No obstante, desde hace más de 30 años solo se entona el coro (repetido dos veces) y seguidamente la primera estrofa. La letra del himno nacional hace referencia al eterno sacrificio de los salvadoreños para gozar de paz, así como también el orgullo de los ciudadanos por la nación. 

Igualmente, este canto retoma el tema de libertad y la bravura del pueblo que no desmaya ante la tan dolorosa historia. Uno de los hermosos mensajes que deja este canto nacional es que invita a la población a seguir luchando y esforzándose por alcanzar un mejor país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *